El Kata Shiai y el Kumite

image_pdfimage_print

KATA SHIAI

kata2He aquí uno de los puntos más delicados que pueden analizarse para obtener una mas amplia visión de las repercusiones que tiene la práctica del kata en una competición deportiva. Y es que el kata shiai se encuentra circunscrito al constante fenómeno de las modas, hasta tal cota, que a veces las decisiones vienen dadas por parámetros diversos talescomo la plasticidad, la potencia etc. Desde luego, el karateka que practica kata shiai está ejerciendo un considerable autocontrol sobre los puntos clave del mismo, es decir con aquella “forma” que considere más próximas a sus aptitudes morfológicas, bien por su ritmo mas vivo o pausado, las técnicas simultaneas o sincopadas, etc. El error estriba en que dichos puntos se potencien unos más que otros, en detrimento de la finalidad auténtica del mismo, reafirmando la idea de que el kata pasaría a ser una figuración puramente estética.

En conclusión adscribirnos que un kata shiai es aquel que mediante un fehaciente estudio como kata didáctico, pasa a ser dominado en su complejidad y en un terreno donde prima el aspecto deportivo.

 

KUMITE

m_arts_3El significado de kumite es combate kumi: encuentro te: manos

El kumite es la parte más creativa del Karate do, es donde mejor se sintetiza y expresa el aprendizaje del practicante. Donde mejor puede apreciarse su dominio de las técnicas, su capacidad de análisis de las situaciones conflictivas y su respuesta y solución a las mismas manejando correctamente el estimulo- respuesta o la acción- reacción de forma intuitiva y creativa. En el kumite en karate do se ha de plantear como una táctica de invasión del área vital del contrario impidiendo a la vez que éste se adentre en la nuestra.

Recordemos que, como individuo, somos una estructuración energética que intercambia continuamente energías con el medio, térmicas, acústicas, luminosas, alimenticias, emocionales, psíquicas. Un sistema termico dinámicamente abierto al intercambio de materia y energía con el entorno.

Como consecuencia de ello se va desarrollando en torno a nosotros una capa energética que nos envuelve por completo.El color de este escudo protector o aura, su temperatura, intensidad espesor y forma, dan una idea exacta de nuestra salud psicofísica, así como de nuestras partes más fuertes y débiles.La invasión de la zona nos provocará interferencias, angustia, ansiedad, agresividad y un largo etcétera de inconvenientes, que puede llegar a extremos insospechados de virulencia, caso de persistir interferencia.Es por ello que al practicar JIYU KUMITE la única limitación se ha de centrar en la necesidad de controlar. Los golpes deben realizarse con kime pero finalizando el movimiento de impacto sobre el aura del compañera/o a unos dos centímetros de la superficie material de su cuerpo.Aquí radica la verdadera dificultad del combate de Karate-Do. Golpeando a esa distancia, el contrario se siente invadido, amenazado, pero sin un riesgo que no pueda ser controlado. El adversario no es un estimulo exterior en si mismo, sino el depositario de nuestra propia limitación y es con ella con quien establecemos una lucha autentica para superarla. Si dañamos al contrario (compañero) con un golpe no controlado nos estamos hiriendo a nosotros mismos por partida doble: de un lado por su dolor que revestirá sobre nuestra propia sensibilidad; del otro por nuestra incapacidad para haber superado esa prueba a nuestra limitación, por haber fallado, por falta de concentración, control equilibrio o preparación.

EL KUMITE NO ES UNA CONFRONTACIÓN DE FUERZAS, SINO UNA LUCHA DE VOLUNTADES.

Posted in Articles

Recomendado

Visita la zona Articulos